lunes, 14 de mayo de 2012

LA CASA DE LA CULTURA – CIEN AÑOS DE HISTORIA



 Investigación Prof. Chalo Agnelli
El edificio neoclásico italiano que se levanta en la esquina sudoeste de Rivadavia y Sarmiento nació como la tercera municipalidad que tuvo el pueblo, en ese mismo sitio. A partir de 1962, fue el establecimiento de la Escuela de Bellas Artes "Carlos Morel" y a su vez albergó durante varios años al elenco teatral Luz y Sombra.  Hoy es la Casa de la Cultura del Partido.

EL EMPLAZAMIENTO
Seis años después de la ordenanza del 14 de agosto de 1812, emitida por Primer Triunvirato que declaraba extinguida la Reducción y fundaba el Pueblo Libre de los Quilmes, el agrimensor Francisco Mensura [1] por encargo del gobernador Oliden realizó la traza urbana del pueblo en ciernes. En dicho plano señaló el lugar que ocuparía la iglesia, la escuela y las dependencias municipales o el ‘juzgado de paz’ (terrenos fiscales), denominación de la institución ejecutiva que correspondía en la época  (hasta 1881). Hoy, la Manzana Histórica.

LA SEGUNDA MUNICIPALIDAD
Cuando se crea - en lo que podríamos llamar la tercera fundación de Quilmes [2]- el nuevo Partido, separado del de Barracas al Sur (Avellaneda) y se designa como juez de paz del de Quilmes a don Andrés Baranda, “el edificio donde funcionaba el juzgado de paz era un rancho de adobe con techo a dos aguas, primero de paja luego de chapa (calle Sarmiento entre Rivadavia y Alem) La erosión inapelable del tiempo lo puso inaccesible [...] La preocupación de Andrés Baranda era levantar un edificio exclusivo y digno. Así lo hizo saber a los municipales. Esta propuesta está en el acta de la sesión del 14 de agosto (fecha cargada de significado) de 1859. Era juez de paz don Pedro Costa.  La corporación en pleno aprobó la moción. El edificio se haría sobre terreno fiscal, en la calle Nº 12 (actual Rivadavia), frente a la plaza 25 de Mayo (hoy San Martín)
El proyecto se concretó en 1860...” [3] Constaba de dos ambientes y un zaguán central. Se colocó una piedra de mármol en el frente con una inscripción que indica el momento en que fue levantado; dicha piedra se halla en el primer descanso de la escalera que conduce al piso superior del edificio actual.
Los últimos detalles prosiguieron durante 1861 y en 1862 se adquirió mobiliario a moción del municipal y maestro don Robustiano Pérez. En 1869 se agregó una nueva habitación.
En 1873 con Andrés Baranda nuevamente a cargo del municipio, se techó el patio, y escribió José Andrés López “... bajo él (ese techo) se congregaron dos generaciones sucesivas para hacer vida social en la más variada de sus cultas manifestaciones.” [4] 
En 1879 a instancias del juez de paz don José Berazategui se modifica el frontis de la Casa Municipal y se hacen otros arreglos y agregados.

LA TERCERA MUNICIPALIDAD HOY CASA DE LA CULTURA 
El 15 de marzo de 1905 el intendente don José Andrés López presentó ante el H.C.D. un proyecto para construir un nuevo edificio municipal, El 29 de marzo se sancionó  la ordenanza al respecto.
Pero la concreción de la iniciativa no prosperó hasta el 22 de setiembre de 1909 en que se deroga la ordenanza anterior sancionando una nueva. Las obras se iniciaron con un empréstito del Banco Popular de Quilmes por $ 100.000. La empresa constructora fue la del alarife milanés Luis Bossi, sobre planos del arquitecto Ítalo Benedetti, que había adquirido prestigio en 1909 con el diseño, junto al arquitecto Federico Collivadino, del Antiguo Hotel Majestic ubicado en Avenida de Mayo 1317 esquina Santiago del Estero de la Capital Federal. [5]
El nuevo Palacio Municipal - ahora sí se lo podía llamar "palacio" - se concluyó a fines de 1911.
Mientras las paredes de la Casa de la Cultura se levantaban orgullosas en Rivadavia y Sarmiento, la magnífica puerta de ingreso y los restantes diseños en madera se estaban construyendo en una de las más importantes carpinterías, que desde 1900, había sobre la calle Rivadavia, entre Lavalle y Moreno.
Uno de los operarios fue Manuel da Silva, portugués llegado a América en 1909, que con 26 jóvenes años, oficio de carpintero y deseos de trabajar, llegó a nuestra ciudad e ingresó en dicha carpintería como obrero especializado.

En ese entonces se construía con pocas maquinarias y mucha mano de obra, trabajan un año en la ‘obra blanca’, hermosas talladuras de caoba, de tres pulgadas de espesor, tres metros de altura y 1, 30 metros de ancho. Escaleras, puertas, ventanas, todo lleva el sello de un de­licado trabajo, del cual Manuel da Silva fue tenaz traba­jador y testigo.
Cuando la obra estuvo concluida el intendente Pablo Castro, y autoridades locales, invitaron al personal de obra y carpintería a la inauguración del Palacio Municipal que se realizó el 25 de Mayo de 1912.” [6]
Ese fue un año de grandes progresos para el pueblo en crecimiento: en setiembre Atanasio Antonio Lanz lanza a través del periódico “La Prensa”, la postulación ante la Legislatura Provincial de declarar a Quilmes “Ciudad” – que se concretará cuatro años después-  y el 23 de octubre se funda la Escuela Normal Nacional de Quilmes, también centenaria.
 La empresa constructora de Luis Bossi, subcontrato los trabajos de modificación del frente y de las paredes interiores al artesano milanés don Natalio Martegani vecino de quilmes - casado con Juana Pìetronave que habitaba en la calle Conesa 82 - quien conjuntamente a los hermanos Margni y Politei, resaltaron la arquitectura de este hermoso palacio municipal.
Natalio Martegani como artesano frentista, realizó infinidad de obras de relevante significación arquitectónica, construyó el frente de la antigua farmacia Rocca de Rivadavia y Brown, en la misma esquina, frente al primitivo Banco Provincia de Buenos Aires, también cuenta dentro de sus obras la Municipalidad, la Catedral, el Banco Provincia de Tandil, la Municipalidad de Baradero, de Azul etc. Contratado por el genial escultor Víctor de Pol, trabajó en el basamento y las molduras donde se emplazó la cuadriga, obra de de Pol que se hallan en el Congreso de la Nación.[7]


LA CUARTA MUNICIPALIDAD HOY E.M.B.A. “CARLOS MOREL” Y LA "CASA DE LA CULTURA"
En 1962 se termina la torre destinada a edificio municipal. El Secretario de Gobierno y Cultura Dr. Héctor Ángel Pereiras, [8] un hombre imbuido en el arte la cultura y la educación destinó el edificio para el funcionamiento de la Escuela Carlos Morel y bautizó al viejo palacio, "Casa de la Cultura" siguiendo los modelos de las Casas de la Cultura de Francia, destino bien ganado pues en ese mismo sitio se comenzó a desarrollar a partir de 1852 el extraordinario movimiento cultural que se produjo en Quilmes hasta el presente: allí se realizaron las primeras representaciones teatrales, conciertos, exposiciones de artes plásticas, allí se hicieron las primigenias proyecciones de lo que luego sería la cinematografía, allí estuvo la primera biblioteca, ese palacio fue centro notorio no solo de la vida política, sino también de la vida social con tertulias, grandes bailes y ceremonias patrias.
La Escuela Carlos Morel se terminó de mudar desde la calle Alvear, entre el 10 y el 16 de junio de 1965 
La Casa de la Cultura es modelo de la arquitectura neoclásica de la época. Sus líneas, sus trabajos de carpintería, todo asombró a los pobladores del viejo Quilmes y hasta hoy sobrecoge su armonía y su imponencia. Fue declarada monumento histórico de la provincia de Buenos Aires. 

LOS FESTEJOS DEL CENTENARIO 
El intendente Francisco Gutiérrez inició el evento del día 25 de mayo de 2012, descubriendo, a un lado de las puertas de ingreso al palacio, una placa recordatorio con la siguiente inscripción: “1912, 25 DE MAYO, 2012, EL PUEBLO DE QUILMES EN EL CENTENARIO DE LA FUNDACIÓN DEL PRIMER PALACIO MUNICIPAL, ACTUAL CASA DE LA CULTURA”.
Luego en el salón del primer piso se realizó una velada musical. En primer lugar, el joven tenor Diego Sebastián Iglesias y el pianista Giorgio Paganini abrieron el acto con las estrofas del Himno Nacional Argentino y prosiguieron con otros composiciones: “Bella enamorada” de Reveriano Soutello y Juan Bert, “Por el Humo se sabe” de Amadeo Vives, “Pel teu amor” de José Rivas y “El árbol del olvido” de Ginastera.

A continuación Andrés Cantegrand, Vítor Maggio y Adrián Ferrario, alumnos del profesor Ariel Osuna y del director musical Juan Ringer interpretaron piezas de percusión en marimba.
 
Por su parte, la artista plástica Adriana Malagueño, reconocida por sus pinturas de fachadas históricas en todo el país, obsequió  al Intendente una obra que representa el edificio de la Casa de la Cultura,  trabajo que presentó en el concurso de arte de Quilmes “Pinta tu Aldea”.
Seguidamente  la secretaría de Cultura ofreció un video institucional. Y el acto finalizó con un brindis de honor para los invitados en la planta baja.
La Casa de la Cultura entornó sus puertas para dejar transcurrir a través de ellas otros cien años más.
Tarjeta postal recordatoria entregada a los invitados.

 Investigación Prof. Chalo Agnelli
chaloagnelli@yahoo.com.ar
Aportes de Alberto Imizcoz Moodie, su esposa Lidia Drago Martegani
y de Mónica D. Pereiras

NOTAS

[1] Ver en este Blog EL QUILMERO. “EL PILOTO AGRIMENSOR DON FRANCISCO MESURAEn etiqueta: “PERSONALIDADES Y PERSONAJES” de Chalo Agnelli; 21/07/10
[2] Ver en este Blog EL QUILMERO.“LAS TRES FUNDACIONES DE QUILMES – A LOS 345 AÑOS D...” En etiqueta: LAS TRES FUNDACIONES DE QUILMES de Chalo Agnelli; 13/08/11
[3] Ver “Quilmes de antaño” Pag. 32
[4] Ver en este Blog EL QUILMERO. “DON ANDRÉS BARANDA, UN FUNDADOR DEL QUILMES DE ANTAÑO”. En etiqueta: PERSONALIDADES Y PERSONAJES de Chalo Agnelli; 02/05/11
[5] Ahí se alojaron los visitantes más famosos, y los invitados oficiales para compartir las fiestas del Centenario. Actualmente allí funciona una sucursal de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP)
[6] Ver en este Blog EL QUILMERO “MANUEL DA SILVA Y LAS PUERTAS DE LA CASA DE LA CULTURA” En etiqueta: PERSONALIDADES Y PERSONAJES, de Chalo Agnelli; 08/05/12
[7] Lidia Drago Martegani de Imizcoz Moodie, nieta de Natalio Martegani guarda  herramientas: pequeños fratachos, gubias, cinceles, mazas y muchos otros elementos) que este artesano frentista usara en sus labor.
[8] Héctor Ángel Pereiras, abogado, docente. Promovió la creación del departamento de música de la EMBA. Ejerció como maestro 40 años. Fue periodista. Durante su gestión organizó campañas de alfabetización entre la población más careciente. Fue una persona modesta y sencilla, con gran conocimiento en arte, literatura y filosofía.

No hay comentarios: